Compost.. ¿Qué?

Bien, en nuestro pasado post sobre las ideas para iniciar una huerta en casa hablamos sobre agregar compost, pero..

¿Qué es el compost?

compostaje-2El compost es un tipo de tierra hecha a base de desechos orgánicos resultado del compostaje, un proceso controlado de descomposición de la materia orgánica que utilizamos para obtener este producto fertilizante y regenerador de suelos.

Este proceso se realiza principalmente con los residuos vegetales de la cocina y del jardín e intervienen millones de microorganismos, hongos y numerosos invertebrados que descomponen la materia orgánica hasta formar tierra rica en minerales que las plantas necesitan (humus).
En el compostaje, los organismos viven en presencia de aire (organismos aerobios), por lo que en el compostaje no hay putrefacción y, por tanto, tampoco malos olores.


Ventajas del compostaje

CompostUna de las principales ventajas del compostaje, es que para llevarlo a cabo, utilizamos gran parte de los residuos de nuestra casa, con lo que reducimos la cantidad de basura que desechamos, reduciendo contaminación por su transporte y otros factores generados en su acumulación (contaminación de aire y suelos, malos olores, ocupación del territorio…).

Pero, ¿cómo puede ayudar el compost a nuestra tierra?

Por un lado mejora la estructura de los suelos, haciéndolos más fácilmente trabajables, mejorando su capacidad de retención de agua, su ventilación y previniendo los efectos de las heladas. Además, aumentamos la cantidad de materia orgánica del suelo y la disponibilidad de nutrientes asimilables para las plantas. Por otro lado conseguimos un producto de alta calidad, sin sustancias contaminantes como aditamentos químicos, con lo que estamos mejorando la salud de nuestro jardín.


Algunas ventajas para nuestra huerta son:

El compost es una tierra de excelente calidad, sembrando tus plantas en compost  tienes muy bajas posibilidades de que tu siembra falle.

Sirve como abono natural para tus plantas, ya que es un producto muy rico en nutrientes.

Ayuda  a que la tierra se airee mejor y mantenga la humedad.

Debido a las altas temperaturas que se producen en su fabricación, desaparecen las semillas de malas hierbas, quedando una tierra pura.

Muchas veces actúa como bactericida y fungicida, siendo que no contiene ningún tipo de químico.

No es necesario comprar este producto ya que lo puedes hacer fácilmente en tu hogar.

Haciendo compost ayudas  a reducir la cantidad de basura que llega a los vertederos, y contribuyes con el reciclaje.


¿Qué materiales utilizamos para llevar a cabo el compostaje?

compost7Hay varios tipos de materiales orgánicos que encontramos en nuestras casas y desechos diarios que podemos utilizar. Aquí van algunos ejemplos de los que puedes utilizar, y los que no tienes que utilizar!

En primer lugar, están los “desechos secos”, que pueden ser: podas, hojas secas, paja, césped marchito, ceniza de madera no tratada, cartón y papel no tratados, recortes de aromáticas, recortes de coníferas, aserrín, cáscaras de huevo machacadas, hilos naturales.

En Segundo lugar, los “desechos verdes”, como por ejemplo: restos de frutas y verduras, restos verdes de jardín, césped, estiércol fresco de animales herbívoros (vaca, caballo, oveja…), malezas verdes, posos de café e infusiones, restos de la cosecha de huerta.

Hay también ciertos materiales que no debes agregar nunca, ya que podrían afectar a la tierra contaminándola, al compost dejandolo inutilizable, a las plantas, o podría generar una mala descomposición creando hongos, mal olor, putrefacción. Algunos de estos son: materiales no orgánicos (vidrio, metales, plástico, briks…), pañales desechables, restos del cenicero, papeles satinados, impresos con tinta de color o plastificados, productos químicos de jardín o de la casa (fitosanitarios, pinturas, baterías, esmalte de uñas….), restos de comida cocinada, aceites y salsas, medicamentos, ceniza de madera tratada o de carbón (barbacoa, aglomerados…), productos lácteos (leche, yogures, quesos, salsas…), excrementos de animales carnívoros (perros, gatos…)


También, podemos hacer una división entre los materiales de acuerdo a lo rápido que se descomponen para generar compost de forma mas rápida, o de forma mas lenta (pero mas saludable)

Materiales de rápida descomposición:

Hojas frescas

Restos de pasto

Estiércol de animales de corral

Malezas jóvenes

Materiales de descomposición lenta:

Pedazos de fruta y verdura

Bolsas de infusiones y restos de café

Paja y heno viejo

Restos de plantas

Estiércoles pajizos (caballos, burros y vacas)

Flores viejas y plantas de macetas

Desbroces de setos jóvenes

Malezas perennes

Lechos de hámster, conejos y otros animales domésticos (herbívoros)

Descomposición muy lenta:

Hojas de otoño

Desbroces de setos duros

Ramas podadas

Aserrín y virutas de madera no tratada

Cáscaras de huevo

Cáscaras de frutos secos

Lanas e hilos naturales

Pelos y plumas

Huesos de frutos (melocotón, aguacate, aceitunas, etc.)

Otros materiales que se pueden utilizar:

Ceniza de madera (espolvorear en cantidades pequeñas)

Cartón, cartones de huevos, servilletas bolsas y envases de papel

Periódicos (en pequeñas cantidades)

Recuerda evitar:

Carne y pescado

Productos derivados de la leche

Productos que contengan levaduras o grasas


Ahora, ¿Cómo iniciar el proceso? Aquí van unas ideas básicas:

B1159C68B.tif

1-Primero elegiremos dónde vamos a acumular los restos orgánicos y si vamos a compostar en recipientes compostadores o si lo haremos en compostaje en montón. Será más cómodo hacerlo en un recipiente, ya que da la posibilidad de cerrarlo.

2-Elegir el emplazamiento del recipiente, preferiblemente en una zona abrigada y cálida y que esté cerca tanto del huerto como de la cocina, ya que transportaremos habitualmente restos desde estas zonas al compostador.

3-Se empieza llenando el recipiente con una capa seca y leñosa y algunos puñados de estiércol para que sirvan de fermentos.

4-Se llena con una segunda capa de restos orgánicos. Intentar alternar capas de materiales secos con materiales húmedos. La hierba cortada, los restos de cosechas, las hojas secas y la paja también son muy útiles.

5-Añadir alguna capa de compost viejo o de estiércol que actuará como levadura, así como polvos de roca, o cenizas humedecidas previamente.

6-Cuando hayamos mezclado más de la mitad del recipiente habrá que remover bien y mezclar todos los materiales en descomposición.

7-Lo regaremos de vez en cuando, sobre todo si notamos que el compuesto está muy seco, y podremos mezclar el agua, de manera opcional, con un poco de purín de estiércol u ortiga.

8-Seguir llenando el compostador alternando capas, y seguiremos mezclando y aireando cuando lo necesite.

9-A los 4 ó 5 meses, las capas inferiores del compostador estarán fermentadas correctamente y podremos retirarlas para usar el compost en el huerto. Tendrá un color oscuro, olor agradable y textura suelta. Tierra totalmente fértil.

cuado-restos-organicos-2


-Con este dato, tu huerta no puede fallar nunca y, encima, ayudas reduciendo tu basura y reutilizando.

Fuentes

http://hogares-verdes.blogspot.com/

http://www.huertodeurbano.com/

http://hogar.uncomo.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s